miércoles, 8 de enero de 2020

El Toro culpa a Salinas

El nuevo presidente de Sport Boys, Luis Ruiz, denunció que el titular de la Federación Boliviana de Fútbol, César Salinas, pagaba los pasajes del plantel warneño para los partidos de visitante y que justo no lo hizo cuando se debía jugar contra Real Potosí, en la última fecha del Clausura, ocasionando que el Toro sea desafiliado de la División Profesional.

“¿Por qué no pagó justo en la última fecha?”, apuntó Ruiz, y se respondió: “Lo hizo porque pretendía que nuestro club descienda y además así se quitaba a sus enemigos personales”, sostuvo el dirigente y pidió que se realice una investigación sobre el tema, que calificó como un asunto grave.

viernes, 3 de enero de 2020

Sport Boys apela el fallo del TJD



El Club Sport Boys apeló, mediante un memorial oficial remitido a la Federación Boliviana de Fútbol, el fallo del Tribunal de Justicia Deportiva (TJD), que determinó su desafiliación de la Primera División del balompié nacional.

El lunes 30, el TJD determinó que el representativo de Warnes sea desafiliado del ámbito profesional y vuelva a su asociación por no presentarse al partido frente a Real Potosí, en la última fecha del certamen Clausura.

Para la misma apeló al artículo 48 del Reglamento General del Campeonato (RGC) en el que se establece que el club que no se presente a un partido, sin causa o justificación valedera, será marginado del campeonato y de inmediato perderá su afiliación.

En la apelación presentada por Sport Boys mediante su secretario general, Aldomir García, se interpuso el recurso de reposición y se rechazó la notificación del TJD.

“(...) de manera incorrecta se nos comunica que quedamos MARGINADO del Campeonato Clausura 2019, sin establecer la resolución si estamos desafiliados o hemos perdido la categoría”, señala una parte del memorial presentado por Sport Boys.

En la misma nota de apelación se enfatiza que el TJD aplica el Artículo 48 del RGC 2019 sin considerarse que este artículo es vinculante al Artículo 40 del Código Disciplinario de la FBF, lo que da paso al Artículo 45 del Código de Procedimiento Disciplinario federativo que le permite formular el recurso de reposición bajo la alternativa de apelación.

El documento presentado por Sport Boys también observa el concepto ‘Marginado’, al que consideran usado erróneamente, porque eso se aplica a personas particulares y no a una institución deportiva.

Los dirigentes del cuadro cruceño sostienen que lo correcto hubiese sido iniciar un proceso deportivo tomando en cuenta el informe de la planilla y no aplicarles una sanción directa.

En tanto, esta previsto para hoy una reunión de emergencia del Comité Ejecutivo de la FBF para tratar otros temas como el del descenso indirecto.

Se informó que Destroyers tiene a gran parte de su plantel con contratos fenecidos, lo que puede generar que, si los hacen jugar, Real Santa Cruz pueda impugnarles y ganar en los tribunales la llave y lograr el ascenso.

jueves, 2 de enero de 2020

Nuevo presidente de Sport Boys anticipa defensa legal para evitar perder la categoría

Sport Boys tiene como nuevo presidente a Luis Alberto Ruiz Guerrero que se trazó el objetivo de extremar los recursos jurídicos para evitar la desafiliación de la División Profesional del Fútbol Boliviano, tras no presentarse al partido contra Real Potosí, en la Villa Imperial, en la última fecha.

Ruiz, de profesión abogado, confía que existen los argumentos para revertir la decisión del Tribunal de Disciplina Deportiva porque se presentaron los descargos que evitó al equipo trasladarse hasta la Villa Imperial para encarar el último cotejo del torneo Clausura 2019.

“Lo que pueda ocurrir al club Sport Boys afecta al fútbol nacional (…) tenemos que abrir una solución integral al fútbol nacional y no solo a Sport Boys”, sostuvo a la prensa cruceña.

En el Toro apuesta por la defensa legal para buscar los caminos que le evite el descenso de categoría, pese a no contar con la licencia de clubes para competir en los torneos de la Federación Boliviana de Fútbol para la gestión 2020.

martes, 31 de diciembre de 2019

Sport Boys, una era que terminó tras dura crisis institucional y económica

La pérdida de puntos en mesa (seis en total), la dura crisis institucional debido a que se quedó sin presidente, además de quedar "marginado" del torneo Clausura 2019 de la División Profesional que regenta la Federación Boliviana de Fútbol, sentenció la suerte de Sport Boys, que ascendió de categoría en el año 2013 (por entonces Liga) y hasta se dio el gusto de ser campeón en el 2015 (torneo Clausura) que le permitió jugar la Copa Libertadores un año después.

La suerte del plantel de Warnes se veía venir, pues desde que se inició el campeonato comenzó a tropezar muchos problemas económicos, prueba de ello es que comenzó el Campeonato Clausura con menos tres puntos por la deuda a siete jugadores, en tanto que el 15 de diciembre volvió a tocar fondo cuando le restaron otras tres unidades, esta vez porque les adeudaban a Jorge Ruth y Saidt Mustafá.

"A todos los que seguimos a Sport Boys la noticia nos cayó muy mal, nadie quiere terminar de esa manera. Pero hablé con algunos dirigentes, como Cliver Rocha quien me explica que apelarán, pero veremos qué pasa en el transcurso de las siguientes horas", explicó Javier Suárez, quien en los últimos meses se encargó de buscar caminos de solución, pero sin ningún tipo de apoyo.

Para el plantel de Sport Boys, a la hora de las estadísticas, los números son fríos, pues en el Campeonato Clausura jugó 25 partidos, de los cuales solo ganó en cinco ocasiones, empató en siete y el resto perdió y con lo que le restaron seis puntos quedó último en la tabla con 16 unidades, mientras que en la tabla acumulada logró 39 unidades.

Al Toro la noche se le vino encima el lunes cuando el Tribunal de Justicia Deportiva (TJD) de emitió la resolución que aplicó el Artículo 48 del Reglamento General de Campeonato (RGC), el cual especifica que, "el equipo que no se presente o estando presente se niegue a jugar el partido sin causa justificada será marginado del campeonato o perderá automáticamente su afiliación a la División Profesional".

"Se consideran como causas de fuerza mayor justificadas: conflictos sociales tales como huelgas, nacionales, departamentales, paros cívicos, conmoción civil, paros decretados por el servicio de transporte que impidan a los equipos trasladarse al lugar donde debe disputarse el partido", subraya el Artículo.

El Tribunal argumentó con el informe del árbitro chuquisaqueño Dilio Rodríguez, quien realizó el informe cuando el plantel de Warnes no se presentó al partido contra Real Potosí que debía jugarse el pasado sábado en el estadio Víctor Agustín Ugarte.

Pero tras conocer que el Toro quedó "marginado" se presenta otro problema, la definición del ascenso y descenso, "eso quedó en el limbo, cómo será todo esto, hasta a mí me cuesta comprender, quedaron 13 equipos. Además debieron darle a Sport Boys el derecho de la defensa, debió aperturarse un proceso disciplinario como establece la norma", explicó el abogado Víctor Hugo Pérez a un medio radial cruceño.

Desafilian a Sport Boys de la División Profesional



Sport Boys de Warnes fue desafiliado este lunes de la División Profesional del fútbol boliviano y regresará a su asociación, según el fallo del Tribunal de Justicia Deportiva (TJD) por no presentarse a su partido del sábado con Real Potosí en el estadio Víctor Agustín Ugarte de la Villa Imperial.

La instancia punitiva analizó ayer el caso y emitió resolución con base en el informe del árbitro Dilio Rodríguez en la planilla y lo envió a la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) para que notifique al club.

Apeló al Artículo 48 del Reglamento General de Campeonato (RGC) aprobado al inicio de la temporada 2019, por tanto no se modifican las tablas de posiciones del torneo Clausura ni la acumulada del año.

“El equipo que no se presente o estando presente se niegue a jugar el partido sin causa justificada será marginado del campeonato y perderá automáticamente su afiliación a la División Profesional.

Se consideran como causas de fuerza mayor justificadas: conflictos sociales tales como huelgas nacionales, departamentales, paros cívicos, conmoción civil, paros decretados por el servicio de transporte que impidan a los equipos trasladarse al lugar donde debe disputarse el partido”, dice la parte del artículo 48 del RGC referida al caso del club de Warnes.

La crisis institucional y económica fue el común denominador de Sport Boys este año, su crítica situación se agravó más desde que se reanudó el torneo porque se quedó sin su presidente, Carlos Romero, exministro de Gobierno con paradero desconocido.

El sábado debía afrontar su último partido del torneo Clausura, pero el plantel no pudo viajar. A último momento intentó que la FBF suspenda el compromiso argumentando falta de espacio en los vuelos a Sucre y no disponibilidad del aeropuerto potosino para viajar en chárter.

Real se negó a atender la petición y la programación siguió su curso. El equipo de la Villa Imperial se presentó en cancha junto a la terna de árbitros y diez minutos después de espera —como señala la normativa— se suspendió definitivamente el partido.

Antes del inicio del Clausura, el club perdió tres unidades por un fallo del Tribunal de Resolución de Disputas (TRD) por una demanda de varios jugadores que pasaron por el club en la campaña de 2018 y en el primer semestre de este año.

Sus números son negativos, en el campeonato Clausura jugó 25 cotejos, ganó apenas cinco, empató siete y perdió 13, por la resta de puntos se quedó en el sótano de las posiciones con 16 unidades.

En la tabla acumulada llegó a 39 puntos después de 51 compromisos disputados, ganó 10 cotejos, empató 15 y perdió 26.

Ascendió a la entonces Liga en junio de 2013 y en diciembre de 2015 alcanzó el pico máximo de su vida institucional al coronarse campeón en una destacada campaña y jugó la Copa Libertadores de América de 2017, aunque sin los resultados esperados en la parte deportiva.

Hoy no tiene directorio, unas cuantas personas se quedaron para ayudar en la última parte del certamen, debe varios meses de sueldo a jugadores y cuerpo técnico y como van las cosas su próximo destino parece ser la desaparición.


Zurita anuncia una ‘hecatombe dirigencial’


La directiva de Sport Boys no acepta su desafiliación que determinó el Tribunal de Justicia Deportiva (TJD) y advirtió con armar una “hecatombe dirigencial en el balompié nacional” porque considera que hay abuso de poder en las actuales instancias del fútbol nacional.

“No sabemos de ninguna desafiliación, pero de ser así, no lo aceptamos porque sería un abuso de la actual dirigencia contra un club. Vamos a apelar a las instancias que correspondan y denunciar que hay un manejo discrecional en cuanto a las normas y reglamentos de nuestro fútbol”, explicó Pedro Zurita, dueño de Sport Boys.

Añadió que ellos argumentaron debidamente su inasistencia al partido del sábado en Potosí ante Real y que esa situación fue debidamente demostrada como carácter de fuerza mayor que impidió el traslado del plantel y solicitaron su reprogramación.

“Si quieren aplicar las normas que las hagan de manera completa y no parcial ni a su conveniencia. Es más convocaremos a los clubes cruceños para que se manifiesten sobre una injusticia de esa característica, porque todo el año estuvimos luchando con una situación así”, explicó.

Dijo que no descansarán hasta encontrar justicia y aseguró que si es necesario acudirán a tribunales internacionales por su causa.
El dato

Ruiz regresó

Sport Boys, al quedarse sin dirigencia alguna debido a la crisis política que vivió el país, contará con el apoyo del exdirigente de la entidad, Luis Alberto Ruiz, quien encarará el proceso de resurgimiento del club.

Sport Boys pierde su “afiliación” a la División Profesional

Warnes se queda sin representante en la División Profesional después de que el Tribunal de Disciplina Deportiva falló en contra de Sport Boys: “Queda marginado del campeonato Clausura 2019”. Además, en la misma determinación ordena aplicar el artículo 48 del Reglamento General del Campeonato Clausura y Apertura 2019, que deriva en su desafiliación.

El TDD tomó dos consideraciones para su resolución. Primero, el informe del árbitro Dilio Rodríguez que asegura la inasistencia del Toro al partido que debió disputar con Real Potosí el sábado (16:00), en el estadio Víctor Agustín Ugarte de Potosí. Segundo, en la revisión de antecedentes se establece que el club warneño no compró los pasajes con la debida anticipación.

“De acuerdo a lo establecido en el artículo 48 del Reglamento General del Apertura y Clausura 2019, aprobado por los delegados de todos los clubes de la División Profesional del Fútbol Boliviano”, continúa el dictamen del TDD, que se hizo público en las últimas horas de este lunes.

¿Qué dice ese apartado? “El equipo que no se presente o estando presente se niegue a jugar sin causa justificada, será marginado del campeonato y perderá automáticamente su afiliación a la División Profesional”.

Sport Boys queda fuera de la primera división, después de seis años y medio de lograr un ascenso histórico, jugó el indirecto con Petrolero del Chaco en 2013, en el estadio Tahuichi. Warnes se queda sin representante en la División Profesional después de que el Tribunal de Disciplina Deportiva falló en contra de Sport Boys: “Queda marginado del campeonato Clausura 2019”. Además, en la misma determinación ordena aplicar el artículo 48 del Reglamento General del Campeonato Clausura y Apertura 2019, que deriva en su desafiliación.

El TDD tomó dos consideraciones para su resolución. Primero, el informe del árbitro Dilio Rodríguez que asegura la inasistencia del Toro al partido que debió disputar con Real Potosí el sábado (16:00), en el estadio Víctor Agustín Ugarte de Potosí. Segundo, en la revisión de antecedentes se establece que el club warneño no compró los pasajes con la debida anticipación.

“De acuerdo a lo establecido en el artículo 48 del Reglamento General del Apertura y Clausura 2019, aprobado por los delegados de todos los clubes de la División Profesional del Fútbol Boliviano”, continúa el dictamen del TDD, que se hizo público en las últimas horas de este lunes.

¿Qué dice ese apartado? “El equipo que no se presente o estando presente se niegue a jugar sin causa justificada, será marginado del campeonato y perderá automáticamente su afiliación a la División Profesional”.

Sport Boys queda fuera de la primera división, después de seis años y medio de lograr un ascenso histórico, jugó el indirecto con Petrolero del Chaco en 2013, en el estadio Tahuichi.